miércoles, 14 de marzo de 2018

Los niños que te temen

Sale del jardín y ve a su padre en la puerta, comienza a llorar desesperadamente, se abraza a su maestra y le dice que no quiere ir con él. El padre sonríe, se muestra amable y le promete unos juguetes pero no, el niño sigue llorando.

Ya en el auto con la puerta cerrada, aún con los gritos desgarradores del pequeño y su hermana mayor sentada a su lado, sin ninguna expresión en su rostro, solo cantándole al niño canciones infantiles es cuando ya no aguanta y comienza a gritar, la joven se pellizca los brazos y cierra los ojos, el niño grita más. "¿Es que no podés recibirme de forma alegre como los demás chicos?" le pregunta alzando más la voz.

La misma tarde, horas antes, se acerca la hora de salir de la escuela, la joven no se va corriendo como la mayoría, se queda sentada y llora. "Si no te vas vamos a tener que llamar a tu mamá" le dice la directora, por lo que se retira.
Llora en el aula antes de salir, sabe que él iría a buscarla, la preceptora le insiste para que le cuente qué le sucede. "No quiero ir con mi papá, quiero ir a mi casa" dice entre lágrimas, la manda a lavarse la cara y a volver al aula.

Los niños que le temen a tu rostro, que le temen a tu hogar, a tu auto, que le temen a tu voz, a tu mirada... los niños que te ven y desean simplemente volver a la escuela. Los niños que le temen a quien deberían amar.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario