viernes, 24 de junio de 2016

Un día cualquiera...

Es una mañana cualquiera,
y aún recuerdo esos momentos,
en que mi voz era silenciada,
mi palabra no valía nada...

Es una tarde cualquiera,
sin embargo más parezco recordarlo,
cuando veo a todos reír,
algún día quisiera estar así...

Es una noche cualquiera y
todavía puedo sentir sus manos,
me acarician el cuerpo
y me lastiman el alma.

Es una madrugada cualquiera,
en donde desperté con pesadillas,
quisiera acelerar el tiempo,
pienso con lágrimas en mis mejillas.

1 comentario:

  1. Buenas noches, es muy duro y doloroso lo que te ha sucedido, y lo que le sucede hoy en día a muchos niños hoy en día, y se que debes tener un vacío y un dolor en el corazón que sinceramente nadie podrá llenar en este mundo, por eso te invito a que te pongas en manos de Dios el será el único qué podrá llenar tu corazón, adelante sigue con tu vida y ve por más.

    ResponderEliminar