viernes, 13 de mayo de 2016

Los niños no mienten

Y quién podría mentir con la realidad,
con un problema que es universal,
que viene desde la antigüedad 
perjudicando así a toda la sociedad.

Los niños vistos como un objeto sexual,
afectando así su integridad física
y sobre todo su salud emocional,
perdiendo su inocencia a temprana edad.

Ningún niño podría inventar
que un ser cercano a su entorno
familiar o social ha intentado lastimar
su frágil cuerpo con perversión y maldad.

Los niños carecen de crueldad,
no tienen suficiente madurez mental
para poder imaginar y crear
un acto de abuso sexual. 

Cuando ellos deciden hablar,
es porque dicen la verdad,
y este acto tan abominable 
jamás debe quedar en la impunidad.


3 comentarios:

  1. que bronca, rabia ,todo junto me agarra
    como hay tanta mierda en la calle que le hace esto a los niñ@s,
    como tanta gente mira para otro lado y no quiere creer estos abusos

    ResponderEliminar
  2. Hasta que no halla un verdadero castigo para los abusadores de menores, hasta que la humanidad no vea la importancia en la inocencia de un niño, no va a desaparecer este tipo de aberración, un abusador merece sufrir totalmente, tanto que desee su propia muerte. No desistas levanta tu voz, alza tu frente y que Dios quiera tu agresor pague cada lagrima que haz derramado, y tenga que arrepentirse hasta el ultimo respiro

    ResponderEliminar
  3. Hasta que dejemos de votar a los políticos nada cambiará yo nunca más Vota te a políticos hasta que protejan a las mujeres de violencia domésticas y de abuso infantil.

    ResponderEliminar