viernes, 21 de agosto de 2015

No es un cuento de hadas

 Sus garras acarician mi cuerpo, el monstruo está cerca y lo presiento, mas no puedo detenerlo.
Abusa de su poder y tratarme de defender es como empujar una pared.
Cierro los ojos e imagino el paraíso, Dios está cerca, puedo sentirlo.
Anestesiar mi cuerpo... es lo único que deseo, ser inmune al dolor.
No quiero oír sus palabras, no quiero escuchar sus amenazas.
Esto no es un cuento de hadas, el final no es como lo esperabas... "y vivieron felices por siempre..." La maldad triunfó en esta trágica historia de terror.
La malicia se apoderó de mi mundo de fantasía y la inocencia perdida quedó enterrada y olvidada. Solo mi almohada sabe y entiende mis sollozos de madrugada...

5 comentarios:

  1. Yesenia: se fuerte, sigue de pie, eres como un árbol plantado a la orilla de un río que en tempestad no cae porque sus raíces lo sostienen... Dios contigo mica...

    ResponderEliminar
  2. Gracias por elevar la voz y demostrar que es un tema mas comun de lo que creemos. Me siento muy identificada con tu historia me ocurrio algo similar con mi padrastro, mi madre se entero pero hasta hoy no ha hecho nada, es mas... Lo volvio a visitar... Lucho con ambos dolores dia a dia... Gracias por publicar tu experiencia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ESA ES LA PARTE Q NO ENTIENDO... Q TU MAMA NO ESTE A TU LADO. FUERZAS ... HAY UN DIOS Y ES JUSTO.

      Eliminar
  3. FUERZAS MICA. SOS UNA GUERRERA PEQUEÑA! ESE IMUNDO TIENE Q PAGAR. DIOS ES JUSTO Y VA A PAGAR

    ResponderEliminar